La vista cansada, en definitiva, es la pérdida de la acomodación. Y como tal también tiene su fase de duelo, que en muchos casos se acompaña del duelo por la pérdida de juventud asociada. No todas las personas viven la misma experiencia; depende de muchos factores como el trabajo o la graduación. Lo mejor es tomarse la vida con humor y confiar en tu optometrista.

CatalàEspañol